Hablemos…


Hablemos de lo que de verdad importa. Hablemos de tabúes y miedos. Hablemos de ese vértigo a sentirnos vulnerables, desnudos, a reconocer el caos interno y la revolución de nuevas emociones. Hablemos de tirar por la borda todos esos “y si” que nos condenan sin piedad, de dejar a un lado nuestro orgullo, fruto del mayor de los temores, eso que llaman enamorarse.

Hablemos de relaciones pasadas. Hablemos de lo que nos enseñaron, de aquellos momentos vividos y de en quiénes nos convertimos gracias a ellas. Hablemos de que no podemos reclamar aquello que nosotros mismos no somos capaces de cumplir. Hablemos de por qué ellos sí y nosotros no, por qué nos perdimos a mitad de camino o por qué aquellos por quienes no apostábamos un centavo nos robaron nuestro sueño.

Hablemos de que tenemos tanto miedo que nos hemos quedado dormidos. Hablemos de aprender a dejar atrás, de volver a empezar, de salir del círculo en el que nos hemos metido por miedo a vivir. Hablemos de que es más fácil ignorar la realidad, aferrarse a aquello que creemos que nos ayuda a olvidar. Porque lo cierto es que enfrentarse al cambio implica pasar por varios tragos amargos del peor de los gin-tonics.

Hablemos de héroes y princesas, de ilusiones que jamás llegaron a ser algo más que eso: sueños. Hablemos de promesas que vendimos, de cicatrices que nos dejaron cohibidos. De por qué nos empeñamos en buscar la felicidad en su utopía más ingenua, haciendo que el listón, tan alto, no nos deje ver más allá de nosotros mismos. Por eso, paremos el tiempo; y hablemos de empezar por el principio. Por aceptarnos tal como somos, en nuestro día a día, en nuestra versión original, y encontrar la auténtica felicidad en nuestras más perfectas imperfecciones.

Hablemos de saber esperar, de querer solo cuando nos sintamos preparados, de poder dar el paso cuando llegue el momento adecuado. Hablemos de apostar nuestros pros y contras a un pleno, confiando, mientras gira la ruleta, en que el riesgo merezca la pena. Aprovechemos, entre vuelta y vuelta, un descuido, y cojámonos de la mano. Hablemos de que la vida es un juego. Un juego diseñado para una sola partida que no entiende de normas, ni de actores interpretando su mejor papel.–

Hablemos de que la realidad será como nosotros queramos que sea, de soñar con los pies en el suelo, de agarrar con fuerza las oportunidades que se nos presenten y de superar los momentos difíciles que nos esperan. Hablemos, con franqueza, sobre los pilares de la lealtad y la confianza, de cómo sobre ellos construiremos nuestra historia, piedra a piedra. Hablemos de entendernos, de aceptar los cambios, de mantenernos unidos. Prometamos que, a pesar de todo, seguiremos siendo los mismos.

Hablemos y encontrémonos. Hablemos en la ducha. Hablemos con nuestra canción preferida bailando en la cocina. Hablemos en la azotea del edificio más alto de nuestra ciudad. Hablemos con una sola mirada. Hablemos mientras discutimos. Hablemos de nuestras rutinas. Hablemos entre carcajadas. Hablemos sin palabras, sin llenar esos silencios incómodos. Hablemos aquí y ahora. Hablemos entre tú y yo, de nosotros. #cafedesvelado

 Let’s talk about what really matters. Let’s talk about taboos and fears. Let’s talk about that vertigo feeling vulnerable, naked, to recognize the internal chaos and the revolution of new emotions. Let’s talk about throwing overboard all these “and if” who condemn us mercilessly, leaving aside our pride, fruit of the greatest fears, that which is called falling in love.

Talk about past relationships. Let’s talk about what we were taught, those moments lived and in who we become thanks to them. Let’s talk about that we can not claim what we ourselves are not able to meet. We speak of why they themselves and us not, why lost us halfway or why those by who is not committed to can a penny stole us our dream.

Let’s talk that we have so much fear that we’ve been asleep. Talk of learn to leave behind, of return to start, of exit of the circle in which us have stuck by fear to live. Let’s talk about that it is easier to ignore reality, cling to what we believe that he helps us to forget. Because it true is that face is to the change involves passing by several drinks bitter of the worst of them gin-tonics.

Talk about heroes and princesses, dreams that never came to be something more than that: dreams. Let’s talk about promises that we sold, scars that left us self-conscious. Why we strive to find happiness in his more naive utopia, making the Ribbon, so high, not let us see beyond ourselves. For this reason, we stop time; and let’s start at the beginning. By accepting us as we are, in our day to day, in our original version, and find true happiness in our most perfect imperfections.

Know how to wait, talk of wanting to only when we feel prepared to take the step when the appropriate time comes. Let’s bet our pros and cons to a full, confident, while turning the roulette, in which the risk worthwhile.

Llevo croptop de Stradivarius, pantalón de Zara, cinto de Springfield, los zapatos y la cartera de una tienda local, pendientes de Blanco, y  gafas de sol de  Primark. Espero que les guste, feliz día a todos.

       Recuerden visitar 🙋🙌🙋

#morrisyork ⌚👉 10% Cod: AMICUBA

👉@royker_es 🎩👒 15% Codigo: Yamicuba

Gracias por pasar de nuevo por aquí un día más.

Sin más, me despido por hoy. ¡Feliz día para todos! 

                                       Nos vemos como cada día en instagrama_micuba.:)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s